Split y Trsteno

El tercer día de nuestra aventura en Croacia empieza de buena mañana rentando el coche. Después de eso nos dirigimos hacia el norte de Croacia, hacía Split.

Esta noche no habíamos reservado nada por internet, así que iremos en busca de una sobe room que encontremos por la carretera o por la ciudad.

El plan es hacer un par de paradas por el camino para que las cuatro horas hasta Split no se hagan muy largas.

La primera parada, Trsteno. Pueblo pequeño famoso por los jardines de Trsteno, famoso también porque es escenario de Desembarco del Rey de Juego de Tronos.

IMG_6744

El jardín es grande, y es bonito porque está muy bien cuidado. No obstante, tampoco es algo imprescindible de ver en Croacia, si no tenéis tiempo de ir tampoco os perdéis gran cosa.

Después de la visita a Trsteno seguimos la carretera que sigue la costa la D8 que es la ruta sin peajes. Sin duda una carretera con vistas preciosas porque todo el rato estás mirando el mar y todas las islas pequeñas que hay alrededor.

Esta ruta atraviesa Bosnia-Herzegovina unos minutos y enseguida vuelve a meterse en Croacia.

La siguiente parada la hicimos en Brela. Cuando llegáis a la zona costera de Makarska, hay muchos pueblos turísticos con playas de roca.

Son pueblos que se encuentran en las faldas del Biokovo. Nos paramos unas horas para comer en una playa de Brela porque se hacía ya tarde.

IMG_6781

Las playas en esta zona son todas de roca, así que un calzado para bañarse es imprescindible. Las playas son bonitas, pero en esta parte sí que se encuentran bastante masificadas.

Decidimos marcharnos sobre las 18:00 de la tarde. Habíamos aparcado arriba del pueblo en un descampado gratuito que queda al lado de la carretera porque la zona de la playa las zonas de aparcamiento son de pago y están repletas.

Cuando llegamos y nos montamos en el coche listos para irnos a Split, el coche de alquiler no se enciende.

Lo intentamos mil veces, pero no funciona. Parece ser la batería del coche, como si se hubiera descargado. Empezamos a sufrir…llamamos al teléfono fijo de la empresa de alquiler, y al móvil personal de quien nos atendió, pero no lo cogen.

Nuestra única idea, es seguir llamando, o esperar a que venga gente al descampado. Pero nos da miedo porque no quedan muchos coches aparcados y se está haciendo tarde.

Aparecen dos o tres personas durante una hora esperando y les preguntamos si tienen cable para poder chispar la batería. No es 100% seguro que sea eso porque obviamente no somos mecánicos pero a priori era lo que parecía.

Ninguno tenía el cable necesario. A todo esto ya son las 19:30 y no tardará mucho en anochecer.

Decidimos ir a preguntar en Brela en algún sitio a preguntar si tenían cable y a explicar lo que nos había pasado, pero nadie nos pudo ayudar.

Subimos al descampado y seguimos esperando. Después de un rato aparece un coche con cuatro jóvenes, dos chicos y dos chicas de nuestra edad más o menos.

Nos acercamos a ellos a explicarle lo sucedido, los chicos muy amables se preocupan, abren el capó del coche y se meten a encender el motor y nos dicen que ellos creen que también es la batería, pero que ellos no tienen cable, que no nos preocupáramos porque iba a llamar a unos amigos que trabajan en servicio de carreteras y que venían en unos minutos con el cable.

Y así fue, nos quedamos charlando con ellos durante 15 o 20 minutos y aparecieron los amigos con el cable, nos chisparon la batería y el coche arrancó al segundo. No nos cobraron nada por venir allí y hacernos eso, solo nos despidieron súper amables.

Menos mal que al final solo fue la batería y que se solucionó. Pero a todo esto, el susto que nos llevamos fue bastante grande.

Ya era de noche, y encima no teníamos nada reservado y estábamos híper cansados del susto. Y nos faltaba una hora para llegar a Split.

Decidimos hacer la hora hasta Split, y aprovechar para continuar más camino hasta Trogir, parar a dormir en cualquier lado y así al día siguiente haríamos menos horas de coche hasta Zadar.

Dormimos esta noche de cualquier manera, a ratos pudimos dormir y a ratos no. Pero bien temprano nos dirigimos a Sibenik para comprar para desayunar y seguir hasta Zadar.

A veces en un viaje no se sabe que cosas te pueden pasar, imprevistos que entorpecen un viaje, aun así, lo importante es que al final todo salió bien. Lo malo, que no pudimos visitar Split.

Si quieres saber cómo siguió nuestra aventura por Croacia sigue leyendo el post de Zadar y la maravillosa isla de Dugi Otok.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s